lunes, 15 de diciembre de 2008

Una charla con gente despierta


A
los quince años, el periodista Damián Damore comenzó a seguir a un grupo de rock liderado por un italiano calvo que cantaba en inglés y a la vez en un castellano trabado, para irrumpir con una estética única para el rock argentino. Su fanatismo por Sumo y por su líder, Luca Prodan, no disminuyó con el tiempo. Hoy con treinta y ocho años es el autor de Luces calientes, una crónica novelada de las presentaciones que asistió de la banda.
Damore presentó su libro el jueves pasado en el Centro Cultural Islas Malvinas, en el cierre del Ciclo Cuatro Ficciones organizado por el Grupo Editor Mil Botellas. Estuvo acompañado por el crítico musical Norberto Cambiasso y por Andrea Prodan, hermano de Luca, actor y músico del grupo “Roma Pagana”.
Andrea Prodan fue el encargado de las anécdotas más jugosas y de reconocer que “todos estamos fetichistas con el pasado”. Vio a Sumo en vivo sólo una vez, sin embargo Luca le mandaba a Italia todos los demos del grupo. “Luca no era tan loco, era pragmático”, sintetizó, para luego elogiar el grado de improvisación de la banda. También contó como, desde la llegada de Ricardo Mollo a Sumo, combinaron la pulcritud del líder de Divididos con la espontaneidad de Germán Daffunchio.
Entre otros recuerdos, se citaron frases célebres de Luca como: “Fito Páez es el hijo no reconocido de Charly García y Nito Mestre” o “La mayor droga es el poder”.
Hubo críticas de los invitados al estado del rock actual. Sobre todo al fenómeno de recitales como Pepsi Rock, Quilmes Rock, Personal Fest, “festivales de bancas, no de bandas”. Damore se ocupó de la rareza de un recital organizado por una cerveza en la cual no se puede tomar esa bebida. Norberto Cambiasso criticó a bandas de rock barrial como La Mancha de Rolando, Los Piojos, La Renga, Callejeros, por su mensaje disfrazado de autenticidad anulando todas las diferencias posibles, mientras que Andrea Prodan se encargó de otro músico: “Andate a hacerte el Calamaro a Londres con los anteojos y con el look; bancátela, fucking Calamaro”.
El público no solamente participó con preguntas sino que también se contaron anécdotas referidas a Sumo, como por ejemplo la presencia de Luca Prodan y Roberto Pettinato, hablando con los fans mientras comían hamburguesas en un puesto callejero, en la previa de un show en Berisso.
El encuentro, como es habitual, se cerró entre aplausos y brindis con vino entre los invitados y el público. A partir de fines de febrero de 2009 continuarán las charlas organizadas por el Grupo Editor Mil Botellas, que comenzaron este año, en el mes de mayo, en un espacio literario inédito en la ciudad.

Juan Manuel Bellini
Publicado en Diagonales, 15/12/08

Norberto Cambiasso, Ramón (moderador), Damián Damore y Andrea Prodan.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estuvieron interesantes las mesas que organizaron durante el año. Estaría bueno tener la posibilidad de escuchar a Gabo Ferro en alguna de las próximas. Felicidades!

Rips dijo...

Buenas mi nombre es Diego Villanueva y estoy buscando un contacto de Damian Damore para un programa de radio. Por casualidad ustedes me lo podrían dar? Gracias!
Diego

Mil Botellas dijo...

Diego, no nos dejaste tu e-mail, en tu blog tampoco lo pudimos encontrar. Escribinos a: mil_botellas@yahoo.com.ar por tu pedido. Saludos! Mil Botellas / editorial.